Roadie #42, Blog #14

Gracias a Pauly por la traducción!

#42 habla sobre el inesperado Bis en Chicago

Así que, hoy intercambiamos de las soleadas palmeras de California occidental a la “Windy City” de Chicago. Es un brusco despertar para partir de vuelo – no mejor por el hecho de que yo realmente no había empezado a empacar hasta las 2 a.m. Llegamos al avión y los equipajes van como una explosión en una tienda de cuidado de los niños.
Usted no puede menos que preguntarse si la enorme explosión de material gráfico de brillante color y “hechos en casa’ son obras de arte, que han llegado junto con este disco, son el resultado de todos los nuevos jóvenes Coldplay. Yo recuerdo a Will diciéndome en los primeros días, que solían vender ‘Official Coldplay Baby-Grows’ (“Oficial cremiento de Coldplay”) en el stand de camisetas. Me pregunto si están pensando en comenzar de nuevo?

El espectáculo de hoy está el viejo amigo de la banda Mat Whitecross en el lugar con el equipo completo para capturar el show para la posteridad. Para aquellos de ustedes que se preguntan donde encaja en la imagen, eche un vistazo a la línea de tiempo en septiembre de 1999. Es divertido de ver hacia atrás y darse cuenta de que han cambiado los planes en el último minuto no es precisamente algo nuevo en el mundo de Coldplay! Actualmente, la lista de canciones está recibiendo la fuerza de la banda al modificarse. Cada vez que cambia, todo el equipo debe saber este cambio. Con este fin, la asistente de producción Marguerite imprime un montón de setlist y los coloca en una carpeta en la puerta de la Oficina de Producción. Cada vez que hay un cambio, todas las hojas de la carpeta van a la papelera de reciclaje y se imprime un nuevo montón con los últimos cambios. No puedo evitar reírme cuando me doy cuenta de que han sido tantas las versiones, que la última pila se ha colocado directamente sobre la parte superior de la papelera de reciclaje listo para lo inevitable. Con esa fe!
Para ser honesto, soy todo por ello. Cuando el show se vuelven demasiado inamovible el aburrimiento puede deslizarse en bastante rápido. Por consiguiente, estoy absolutamente encantado cuando esta noche, ahí un inesperado segundo encore. El espectáculo termina con normalidad y me doy cuenta de que no sé si la banda está haciendo un ‘corredor’ (es decir, llegar directamente a las camionetas e ir al hotel y antes de embotellarse en el tráfico). Si lo está, tengo que estar con ellos, para evitar quedarse atrás. Me aseguró sin embargo que Jonny y Guy han dejado el escenario, pero todo el mundo se cierne en torno a por un tiempo. Vuelvo a mi mundo bajo el escenario para agarrar mis cosas y el técnico de baterías Bash me dice que vamos a volver. “No pueden Guy y Jonny han ido”. Él apunta al escenario, y es verdad, Chris y Will están volviendo sobre sus pasos hacia el escenario.
La multitud va bonkers, comprensiblemente, con la banda tratando de resolver qué hacer. Se deciden por Green Eyes con Will al piano y Chris en acústico. Es curioso observar, pensar que los dos empezaron tocando música por dinero en las calles en Covent Garden hace diez años y (literalmente) no podían ser detenidos. Durante todos estos años y en todos esos kilómetros lejos de casa, aquí están delante de esta enorme multitud que conocer cada una de las palabras de cada canción. Gracioso cómo funciona, eh?

Día dos en Chicago, más el rodaje con Mat. La prueba de sonido es un momento perfecto para las cámaras para obtener un acercamiento, sin estar en todo el escenario y en las personas durante el espectáculo. Los muchachos tocaron Lost! un par de veces. Tengo que admitir, que son buenos aumentando el entusiasmo, con el hecho de que tenían anoche una multitud gritando de dieciséis mil personas, y se ha sustituido por unos 50 miembros del equipo de la gira con resaca y un montón de cámaras. La prueba de sonido entonces abre sus puertas a un montón de ganadores de la competencia quien es tratado a un improvisado Warning Sign y una pista totalmente inesperada de las sesiones del álbum que nunca he oído tocar antes por ellos – No podría decir cómo se llama! Hable acerca de una exclusiva…

Como la hora del show se acerca, Arlene, la encantadora asistente de la banda, me pregunta si quiero “hacer algunos tickets’. A menudo no entiendo lo que está hablando – es escocesa, por lo que es de esperar. Ella me explica, sin embargo, que en la parte delantera hay cinco filas de asientos que nunca se vende. Estos tickets a propósito obtenidos por la banda para dárselos a los fans del final de la arena para que
aprecien al máximo. ¡Qué fabulosamente loca idea!

Yo decido irme por las escaleras, hasta el tercer nivel, donde voy a distribuir mi puñado de tickets. La primera cosa que siento es vértigo. Usted no quiere perder su equilibrio aquí arriba! Y comienzo a explicarles a unos amigos lo que estoy haciendo acá arriba y ellos simplemente no me creen.

Especialmente porque tengo que cambiar sus tickets para evitar simplemente que re vendan estos apreciados asientos. Finalmente, una vez que logro convencerlos, parecen monos con bananas al saltar alto y dar abrazos. Las palabras se corren y de repente estoy hundido. Se reúne una multitud y sólo tengo tres entradas más. Todo el mundo está de a cuatro o de a dos. No puedo dejar espacios vacíos en las primeras filas. De repente no es tan divertido, pero de repente, alguien se hace de un nuevo amigo y un grupo de tres reclaman las entradas.

Veo que las primeras filas se han llenado me siento en frente de una de las cámaras de Guy en la parte delantera del escenario. Veo cinco filas de personas que no pueden creer su suerte, dando vueltas y apuntando a los asientos en la parte de más atrás donde solían estar. Están teniendo una gran noche y la intro aun no comienza…

Esta noche ahí otro inesperado encore. Ellos se remontan a una pista que creo que se llamaba The dubliners ( Los dublineses). Supongo que hay una muy fuerte comunidad irlandesa en Chicago, por lo que los tintes del país folk-stomp caen como una tormenta. Esta noche hay un “corredor” por lo que cuando veo que la canción va bien, yo voy a la cabeza camino a las furgonetas. Parece que estoy un poco adelantado. Al parecer tocaron Green Eyes y, esta vez con Jonny, también. Finalmente, entran en los coches y las sirenas de la policía tocan para iniciar la escolta. Nadie puede trabajar si técnico en sonido Dan Green se ha quedado atascado en la multitud tratando de salir, o si nadie le dijo que habría un corredor esta noche. De cualquier manera, el escolta de la policía esta gritando hasta la rampa y nuestras furgonetas los siguen. Aún así, hay un día libre a continuación, por lo que tiene 24 horas para encontrar el camino de vuelta al hotel….

(nota: The Dubliners es una canción que Chris dijo que aun no ha terminado de componer y que tocaron en Chicago http://youtube.com/watch?v=J_wU7i8_4e4&feature=related)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s